MaryLuz Álvarez Hernández: Escuchar a otros les salva la vida, los hace sentir bien y acompañados.

Personas que inspiran

Uno de los aspectos más importantes de nuestro crecimiento personal son las emociones. Es por eso que, Maryluz Álvarez Hernández descubrió que su vocación era acompañar a otros seres humanos a encontrar su camino y a sanar corazones que han sido lastimados social y culturalmente y dentro de las relaciones de familia. Creó “Colibrí. Palabras de aliento”, proyecto con el cual desea dejar su contribución al mundo, siendo éste un medio de sanación y desarrollo humano.

Su recorrido fue largo. Creció en una zona marginal, donde estuvo rodeada de violencia y sufrimiento. Esto despertó en ella el deseo de cambiar las cosas y desde los 14 años, comenzó a participar en programas sociales en los que trabajaba con niños, jóvenes y adultos, siempre con la idea de ayudar a los demás y evitar que lo que ella tuvo que vivir se repitiera. Esta experiencia le ayudó a ver que ser escuchado, el sentirte apoyado y acompañado puede salvarte y darle un sentido constructivo a las situaciones difíciles o dolorosas por las que se pueda estar pasando.

Estudió Sociología como una oportunidad de entender lo que pasa en la sociedad y más adelante, se formó como psicoterapeuta Gestalt. El viaje que realizó como voluntaria a Ayutla de los Libres, Gro. fue un parteaguas en su vida, pues al ver tanta violencia y marginación, reafirmó que su vocación de servicio y contribución para que este mundo sea un mejor mundo para todos y todas; una vez más, confirmó que el sentirse escuchado y acompañado es importante para hacerle frente a cualquier situación.

Trabajando en el proyecto de Reconstrucción del tejido social del Centro de Investigación y Acción Social CIAS POR LA PAZ, A.C., reafirmó que el origen de muchos de los problemas y carencias sociales, tienen que ver con el aspecto emocional y que hay que trabajar mucho en la sanación personal para poder sanar colectivamente.

Para compartir su experiencia y conocimiento con el mundo, creó el proyecto “Colibrí. Palabras de aliento”, el cual está plasmado en este momento en una página de red social en donde comparte videos junto a Angélica Iswuari sobre experiencias personales que les han llevado al despertar de la conciencia y a su crecimiento espiritual, buscando contribuir a que las personas encuentren una esperanza, mostrarles que hay un camino mejor y que es posible superar cualquier obstáculo que esté impidiendo nuestra realización como seres humanos.También cuenta con un círculo de mujeres, en el que comparten vivencias, buscando fomentar la escucha empática y el apoyo solidario, para sanarse unas a otras. Ha realizado varios talleres que propician la reflexión y posibilitan el sanar heridas emocionales, el crecimiento espiritual y el despertar la conciencia. Ofrece atención personalizada a través de sesiones de psicoterapia Gestalt y terapia psicosomática, siempre teniendo como objetivo el que las personas a quienes acompaña, sanen y desarrollen su máximo potencial.

Para más información sobre el proyecto, los invitamos a revisar la página de Facebook. También pueden encontrar a Maryluz en calle Lima #905, Fracc. El dorado y agendar citas para terapia al número 5526978326.
" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen>

Nuevos Artículos


POETA, CANTANTE, CIENTÍFICO LOCO Y...¿EMPRESARIO?

Más Información

¿Qué es la innovación abierta?

Más Información

Angélica Iswuari: Es hermoso saber, pero es divino hacer.

Más Información